2016-11-10

QUIERES CAUSAR UNA BUENA IMPRESIÓN A TUS CLIENTES?

Lo primero que debes hacer es limpiar correctamente tu restaurante. Para la limpieza del restaurante debemos tener en cuenta que se compone de dos partes: La parte de acceso abierto, es donde se encuentran mesas y aseos que es la que verán los Clientes y la parte de la cocina, que aunque en la mayoría de los casos está cerrada y solo accede a ella el personal del local, en ocasiones podemos enc

En cualquier caso, ambas partes deben ser objeto de una cuidada limpieza, la zona de mesas por seguridad y para causar buena impresión a nuestros clientes y la zona interior por cuestiones de salud, pues la suciedad en esta parte puede derivar en intoxicaciones en los clientes.

 

Limpieza de la zona de mesas y aseos públicos

Se realiza de la forma habitual, a diario barremos y fregamos suelos, puertas, escaparates y sanitarios, quitamos el polvo de mobiliario, cuadros u otros elementos decorativos y se lavan los manteles y cubiertos. De vez en cuando deberemos realizar una limpieza de las paredes y techos también.

Muchos restaurantes contratan un servicio de limpieza profesional, pero aun así, por lo general, la limpieza de manteles y cubertería suele ser llevada a cabo por el propio personal del restaurante.

Limpieza de la cocina y aseos de empleados

Para limpiar la cocina hay muchas tareas que deben realizarse a diario, sobre todo si el restaurante es grande, pues humos y restos de alimentos se acumulan en diversas zonas, lo que puede generar microbios y bacterias que vuelvan la comida poco saludable y a continuación las vamos a enumerar:


Limpieza de Campanas y Conductos de Extracción de Humos.

Limpieza de Filtros y Ventiladores

Limpieza de Mostradores y Armarios

Limpieza de Aseos para empleados

Limpieza de Fregaderos

Limpieza de Neveras y Congeladores

Limpieza de Microondas

Limpieza de Lavaplatos

Limpieza de Freidoras

Limpieza de Cocinas (gas, vitrocerámica, inducción…)

Limpieza de Hornos

Limpieza de Planchas

 

También es conveniente desinfectar y limpiar el ambiente con Ozono, eliminar olores que podrían llegar a la zona de mesas y desagradarían a los clientes, realizar tratamientos antideslizantes para evitar accidentes a los cocineros y camareros, realizar eventualmente controles de plagas para contratar un servicio de desratización y eliminación de plagas que puedan aparecer buscando los restos de alimentos.

Efectuando estas tareas siempre que sean necesarias vamos a eliminar riesgos de accidentes, incendios, intoxicaciones… y por supuesto conseguiremos una imagen impecable de cara al público, por lo tanto más ingresos.